¿Cuál es la mejor leña para chimeneas?

Una chimenea o estufa de leña es una de las mejores satisfacciones de una casa. Los placeres de las tardes en familia alrededor del fuego, el calor irresistible en las noches más frías de invierno y su estética la convierten en el centro de tu hogar en invierno.

Si eres de los afortunados que tienen una de estas maravillas del hogar y quieres saber cuál es la mejor leña para chimeneas, las características de cada especie arbórea y como conseguirla, sígueme y te lo cuento todo.

Chimenea con fuego

Tipos de madera

La leña o madera que nos proveen los árboles la podemos clasificar por su dureza: blanda o dura. Cada una de ellas con sus características particulares. A la hora de comprar leña, también debemos tener en cuenta la humedad que contiene y el tiempo de secado que necesitamos para que esté en su punto óptimo.

¿Que maderas son mejores: blandas o duras?

Monton de la mejor madera

  • Maderas duras: Las maderas duras son leña de árboles que tienen una composición mucho más densa, provenientes de árboles de hoja caduca. Las maderas duras proporcionan mayor potencia calorífica por volumen y el calor de sus brasas es mucho más duradero, pudiendo llegar a 14 o 15 horas cuando se trata de troncos de tamaño grande. Por contra, en estos tipos de madera, el fuego es menos vivo y cuestan más de prender al encenderlo. Se debe tener en cuenta que una vez cortados, tardan más en secarse.
  • Maderas blandas: Las leñas blandas están compuestas de madera menos densa, proveniente de los árboles de hoja perenne.
    El fuego de las maderas blandas dura menos, pero permiten tener una llama más viva, calentando más el espacio alrededor. Son muy útiles, especialmente si son ramas pequeñas o astillas, para avivar la llama.

Las maderas blandas nos serán de mayor beneficio en casos donde vayamos a hacer un fuego que no tenemos previsto necesitar por mucho tiempo, mientras las maderas duras nos pueden durar durante toda una noche entera.

Durezas
Madera dura
  • Más poder calorífico por volumen.
  • Más pesadas.
  • Árboles de hoja perenne.
  • Larga duración del fuego.
Madera blanda
  • Menos poder calorífico por volumen.
  • Más ligeras.
  • Llama viva: más calor.
  • Dura mucho menos:Si queremos fuegos que nos aguanten para toda la noche, tendremos que ir reponiendo troncos al fuego.

¿Madera seca o húmeda?

A la hora de hacer un fuego, nos interesa que la leña siempre esté lo más seca posible. Una leña con un gran contenido de agua hará que el fuego no caliente tanto o que directamente no se encienda.

Arbol de leña

Si la leña está húmeda, chisporrotea o genera más humo de lo normal es que aún no está preparada para su combustión. En este caso, deberás dejarla secando un poco más.

Tiempo de secado
Por regla general la leña comprada ya ha pasado por un periodo de tiempo de secado que la hace apropiada para su pirolisis. En caso de que los leños estén acabados de cortar, los tiempos de secado para la madera dura son de aproximadamente unos ocho meses. Para la leña blanda unos seis meses deberían ser suficientes.

Tanto si está seca como no, es importante que almacenes los troncos en un sitio ventilado, con un poco de espacio entre ellos, protegidos de la lluvia y sin contacto con el suelo, ya que pueden coger mucha humedad a través de este.

¿De qué especies de árboles es la mejor leña para estufas?

Aunque esta es una pregunta que puede depender de tus necesidades, por regla general las maderas duras son de más calidad gracias a su durabilidad. Por contra acostumbran a ser más caras, por lo que si tu intención es hacer fuegos que no duren mucho tiempo los leños de madera blanda también son una buena opción.

La mejor leña para estufas

Te resumimos las características de la madera según su especie.

  • Roble: La madera de estas especies son unas de las de más calidad que existen. Es una madera dura de combustión lenta y gran aporte calorífico. Su gran dureza no la hace la mejor para encender un fuego.
  • Encina: De características parecidas a la de roble, pero con mayor poder calorífico. Tiende a hacer poca llama y al igual que la de roble, no es la más apropiada para encender un fuego.
  • Olivo: La madera de olivo es muy valorada por los usuarios de calefacciones, gracias a que es una leña de larga duración y más propensa a hacer llama que sus hermanas de tipo duro.
  • Pino: La madera de pino es de tipo blando, aún así es muy valorada por los usuarios de estufas gracias a su bajo precio. Estas maderas contienen mucha resina, por lo que generan una llama viva que desprende mucho calor, por lo que son muy adecuadas para encender el fuego y calentar rápidamente.
  • Eucalipto: El eucalipto es una madera dura con características similares a las de roble y encina, pero con la particularidad de contener más resina. Esto hace que sea más propensa a hacer llama y que pueda generar más calor.

Como recolectar y cortar la leña

Motosierra cortando leña

Para su recolección, la mejor opción es utilizar una motosierra, lo ideal es aprovechar la madera de árboles caídos para así no cortar los que están vivos. Antes de ponerte manos a la obra, asegúrate de que la madera esté en buen estado y no esté desmejorada por el tiempo.

Córtala en piezas de un tamaño menor al de tu estufa y en caso de que sean troncos de gran diámetro, ya una vez seca utiliza un hacha o una maza grande con una cuña para hacer cortes verticales que te permitan su quemado con comodidad. Todas las astillas sobrantes de los cortes te serán perfectas para encender el fuego.

Conclusiones y la mejor leña

Hemos visto durante el artículo que es importante asegurarte de tener el mejor combustible para tu estufa, calentar tu hogar de la forma más adecuada y que por regla general las maderas duras son de más calidad y que te permiten tener brasa durante periodos de tiempo mucho mayores.

Para elegir la mejor opción, busca un buen proveedor de la mejor leña que te garantice calidad y con un secado suficiente para que la leña prenda con facilidad.

Ya como último consejo, intenta evitar, sobretodo para chimeneas abiertas, las maderas tratadas o barnizadas que pueden provocar humos no aconsejables para tu salud.